Desde pequeña Sarah Ingle, demostró su fanatismo por las princesas de Disney, por eso un día decidió hacer realidad su sueño. La guapa mujer de 25 años, tiene una colección de 17 vestidos de princesa y ha invertido más de 14 mil dólares, sólo para parecerse a ellas.

Los fines de semana, Sarah trabaja en fiestas infantiles y da vida a las princesas más representativas de Disney. Entre semana, la joven se desempeña como manager en la compañía ‘Princes Ever After’, empresa que ofrece un catálogo de princesas para fiestas infantiles.

p1

“Soy muy afortunada de tener un trabajo que paga por divertir a las personas y lucir hermosos vestidos. Soy muy apasionada por verme de la mejor manera posible para las presentaciones”. Las princesas que son parte de su colección son: Elsa, Aurora, La Sirenita, Cenicienta, Rapunzel, entre muchas más.

Sarah Ingle, resaltó que siempre le ha gustado actuar y cantar: “Siempre he amado Disney, así que no es una sorpresa para mi familia y amigos cuando empiezo a actuar como una princesa”.

Por último, Sarah compartió que cada vestido tarda en confeccionarse cerca de seis meses: “Cada vestido puede tomar seis meses para realizarse. Tengo mucha suerte de tener una amiga como diseñadora de modas que trabaja muy fuerte para hacer que cada traje sea tan perfecto como se pueda”.

p2

p3

p4

p5

p6

p7

p8

p9

p10

p11

p12

p13

p14

p15

¿Cómo crees que luce?

from Difundir.ORG http://bit.ly/1o2AT0f
via IFTTT