Cuando falta aproximadamente un mes para que dé comienzo el nuevo curso universitario, miles de estudiantes españoles ya se preparan para empezar con buen pie. Dentro de poco terminan las vacaciones y la vuelta a los estudios puede ser algo traumática en el sentido de que toca volver a ser responsable con nuestros horarios y con nuestro tiempo para conseguir unos buenos resultados académicos.

Esta situación puede ser todavía peor en los alumnos que han terminado el bachillerato y que ahora empezarán en la universidad. Los primeros días y el primer año en general suponen un cambio muy importante en relación al instituto y los alumnos deben asumir muchas más responsabilidades y ser conscientes de que ahora son ellos los únicos a los que les debe interesar cumplir sus objetivos.

Si este es tu caso, te queremos dejar algunos consejos que te ayudarán a empezar y superar con éxito tu primer año en la universidad.

1.- Ante los problemas, reacciona.

No es fácil empezar la universidad sobre todo porque nos encontraremos con problemas y situaciones ante los que no sabremos cómo reaccionar, sobre todo al principio. Es probable que suspendamos algún examen, por ejemplo, y ante eso no sirve de nada hundirnos en la miseria y creer que está todo perdido. Vale que pueda ser un poco exagerado, pero realmente hay alumnos a los que les afecta en exceso.

Debemos evitar verlo como algo dramático ya que tan sólo es una piedra en el camino y suspender un examen no significa terminar nuestra estancia en la universidad. La reacción ofrece siempre mejores resultados que la desesperación.

2.- Organiza tu tiempo.

Durante el tiempo en la universidad y en mayor medida al inicio del curso, una planificación y organización de tu tiempo será positiva para no encontrarte más adelante con el agua al cuello. Es bueno elaborar un calendario en el que organizar nuestra rutina con las clases, horas de estudio y tiempo para otras actividades.

La organización es la clave del éxito y no debe aplicarse solamente en la universidad sino también en el día a día de la residencia para universitarios en la que te alojes o en tu casa.

3.- Si tienes dudas, pregunta.

Preguntar en clase es importante porque por un lado te ayuda a resolver muchas dudas y además, por otro lado, suele ser valorado muy positivamente por los profesores. También puedes pedir ayuda a tus nuevos compañeros que, si ellos lo tienen claro, estarán encantados de prestarte ayuda.

4.- Intenta no faltar a clase.

Uno de los dilemas universitarios por excelencia es la asistencia a clase. Como hemos dicho, sólo tú serás responsable de tus actos y dentro de esta responsabilidad se incluye acudir diariamente a la universidad.

Además, los primeros días de clase suelen dedicarse a introducciones y presentaciones en las que conocer el sistema de evaluación y los tipos de exámenes a los que te enfrentarás; información fundamental para saber cómo organizar y afrontar el curso.

5.- Realiza actividades con tus compañeros.

Además de estudiar, durante los años en la universidad se pueden realizar muchas más actividades que también te ayudarán a desarrollar tus habilidades y capacidades. Participar en las organizaciones de la universidad y realizar actividades y salidas con tus compañeros será una buena forma de crear comunidad en torno a la universidad pero no necesariamente relacionado con el estudio.

Si lo que quieres es alguna ayuda para estudiar, en este sentido resultan interesantes los grupos de trabajo o grupos de estudio. Es una forma de sociabilizarse con el resto de compañeros, al mismo tiempo que ponemos en común diversas herramientas para el estudio.

Cuando empieces la universidad, ves tranquilo y con la intención de aprovechar al máximo tu tiempo. Asé verás cómo rápidamente te habitúas a tus nuevas rutinas, conoces a tus nuevos compañeros y en definitiva, empiezas una de las mejores etapas en la vida de cualquier persona.