Mientras que la mayoría de nosotros busca fotógrafos profesionales para grabar nuestra boda de una manera agradable y perfecta, Addie y Marshall Burnette decidieron contratar a su lindo perro para esta importante tarea.

Ataron una cámara GoPro a su perrito y lo dejaron correr libremente durante la ceremonia en una montaña de Roan, Tennessee, donde la pareja tuvo su primera cita hace 10 años.

“Hacía frío y todo era mágico,” escribe Marshall en Youtube. “Nuestro perro, Ryder, insistió en la filmación del video de la boda, así que le permitimos hacer lo suyo. Ella tomó un tiempo para editar las imágenes, pero creo que hizo un gran trabajo.

¡Un recuerdo único y especial!

from Difundir